Está demostrado que existe una relación entre la forma de manejar, el tiempo seguido de conducción, el agotamiento físico o mental, las alteraciones en la visión y los accidentes de tráfico. Es por ello, que conociendo la importancia de estas situaciones es que queremos recomendarte cómo evitar la fatiga al volante, en función de disminuir los riesgos en la carretera, no solo a nivel personal sino también para la sociedad. 

En Autoescuelas Marín te sugerimos adaptar estas recomendaciones según el viaje que realices, incluso si únicamente transitas por la ciudad es importante tenerlas presente, entre las que destacan:

1. Dormir bien 

Es indispensable antes de viajar respetar las horas de sueño para recuperar el cuerpo y someterlo a la fatiga en sí que genera un paseo de esta magnitud. Por lo tanto, es necesario descansar por lo menos siete horas, esto le permitirá al cuerpo mantener la atención durante todo el recorrido. De igual modo, no es recomendado someterse a manejar trayectos largos después de la jornada laboral.

 2. Temperatura adecuada

Preparar el coche para un viaje, requiere de revisar los filtros de aire, para que nos garanticen contar con la mejor temperatura durante el mismo. Esto se debe a que conducir con el calor o frío extremo que podemos tener en el exterior puede llegar a ser tan perjudicial como conducir ebrio. 

3. Hacer paradas

Este aspecto es de suma importancia tomarlo en cuenta, así que la recomendación para evitar la fatiga al volante va enfocada en ejecutar paradas mínimas cada dos horas, donde se puedan estirar el cuerpo de forma general, consumir una gaseosa, tomar café, ir al baño. Lo que considera recomendable es hacer una pausa del viaje por aproximadamente 15 minutos.

4. Comer e hidratarse

Hacer un viaje sin haber comido, incrementa la aparición de los signos de fatiga. Como los que buscamos es evitar, por ello es indispensable comer algo ligero antes y durante el viaje, para evitar molestias estomacales. Incluso se sugieren el aguacate, el plátano y el chocolate, ya que aportan fibras y minerales, en caso del último es perfecto como estimulante. 

Por su parte, en el caso de la hidratación es necesario que el conductor siempre tenga a la mano agua, porque ingerir este vital líquido se tenga sed o no es importante. En caso de no querer agua se puede tomar refresco.

Contacta con nosotros, nuestros profesionales tienen la experiencia garantizada para enseñarte a tener el control mientras manejas y te facilitarán toda la información respecto al tema. 

Tienes dudas? Hablanos