Tener un coche listo para ir de vacaciones sin realizar ningún tipo de revisión es una situación ideal, pero la realidad es distinta. Debido al constante uso que se le suele dar a un vehículo familiar es común que este se desgaste. Por ello, poner a punto nuestro automóvil depende de ajustar las partes correctas. A continuación, te indicamos cuáles son. 

1. Revisar los frenos

Antes de ir de vacaciones uno de los primeros pasos que debemos realizar es revisar los frenos. Especialmente porque ellos controlan la seguridad de los pasajeros y del vehículo mientras conducimos por el país.

Para revisar los frenos hay que realizar una prueba en un ambiente seguro; en ella determinaremos si el auto presenta retraso o poca eficiencia al frenar. Si notamos alguna señal extraña, es crucial que llevemos el coche con un mecánico profesional, para que haga una revisión y cambie las piezas pertinentes.

2. Comprobar el estado de los neumáticos

Los neumáticos a pesar de ser un elemento clave en el coche son a los que menos se les presta atención. Especialmente porque durante un viaje, debido al peso extra de las maletas, es común enfrentarnos a una llanta deformada e irregularidades para manejar. Para evitar eso, recomendamos que revises que todos los neumáticos, incluyendo el de repuesto, para asegurarnos que cuenten con un grosor óptimo que no sea menos de 1.6 mm y que tengan una presión de aire igual a la indicada por el fabricante.

3. Cambiar los amortiguadores

Los amortiguadores garantizan que los frenos y neumáticos se mantengan en buen estado durante el viaje, porque ellos son los responsables de conservar el equilibrio y balance en un coche. Por este motivo, debemos llevar el auto con un mecánico, quien revisará su estado y determinará si necesitan ser cambiados o si son capaces de soportar el largo viaje que tenemos planeado.

Si te llamó la atención el mantenimiento de tu vehículo para las vacaciones, te invitamos a contactarnos en Autoescuelas Marín a través de correo electrónico donde te asistiremos respecto a cómo realizar una revisión completa y qué alternativas tienes para mejorar la condición de tu auto.

Tienes dudas? Hablanos