La amaxofobia o miedo a conducir, es una fobia que se presenta en el 7% de los conductores. Esta fobia se caracteriza por la poderosa sensación de miedo y pensamientos intrusivos a la hora de manejar un vehículo. 

Suele invocar síntomas particulares ante el acto de conducir que a muchos nos parecerá extraño, pero para la persona que la padece es una situación que experimenta constantemente porque forma parte de su vida diaria. A continuación, explicaremos todo sobre este miedo irracional, sus síntomas, tipos y cómo tratarla. 

¿Qué es el miedo a conducir?

Una fobia es la reacción de alta ansiedad y miedo ante una acción o cosa, generalmente inofensiva. Por ejemplo, la fobia a las alturas, a espacios cerrados y a conducir. Esta última se conoce como amaxofobia.

El miedo a conducir proviene de una experiencia negativa al momento de manejar un vehículo. Entre ellas se encuentran un accidente de tráfico o la inexperiencia de conducir. En ambos casos, los síntomas se caracterizan por ansiedad, rigidez en el cuerpo, sudoración excesiva y pensamientos pesimistas.

Es importante no confundir la amaxofobia con la inseguridad al conducir por primera vez, debemos recordar que una representa la fobia y otra es una reacción natural por desconocer cómo utilizar un vehículo.

¿Existen diferentes tipos de amaxofobia?

Los diferentes tipos de amaxofobia se presentan 3 grupos, los que determinan la causa de la amaxofobia y su posible tratamiento:

  • Las personas que reaccionan al estrés mientras manejan, lo que lleva a un ataque de pánico, estos síntomas son similares a la amaxofobia.
  • Las personas que no han conducido, pero presentan síntomas y son diagnosticados con amaxofobia.
  • Las personas involucradas en accidentes de tráfico que luego presentan los síntomas de amaxofobia.

Es importante recalcar que todos estos grupos pueden ser tratados por un terapeuta profesional, gracias a su asistencia se logra superar el miedo. Los tratamientos más comunes involucran la simulación de manejo en sistemas de realidad virtual o estar expuestos al acto de conducir un vehículo mientras están acompañados por el especialista. En todos estos casos, la supervisión debe estar garantizada.

Desde Autoescuela Marín esperamos que estos consejos te sean útiles.

× Envíanos un whatsApp