Ahorrar combustible al conducir no solo significa gastar menos en combustible, también ayudará a preservar el estado de nuestro vehículo. Adquiriendo determinadas pautas y costumbres, conseguiremos rellenar menos el depósito y conservar las piezas de nuestro coche en perfectas condiciones.

 

A continuación, abordaremos distintos consejos para ahorrar combustible al conducir, cambiando un poco los hábitos de conducción.

Cómo ahorrar combustible al conducir

El factor más importante es dominar el uso de las marchas de nuestro vehículo, especialmente si estamos realizando rutas cortas en ciudad en las que pararemos continuamente.

 

Qué hacer en las subidas para ahorrar combustible

Es muy recomendado esperar a estar en el tramo en subida para reducir nuestra marcha, ayudándonos del acelerador. Así, conseguiremos que el vehículo utilice la fuerza necesaria para seguir avanzando, sin pasarse o sin quedarse corto.

 

Qué hacer en las bajadas para ahorrar combustible

Cuando estemos en un tramo de bajada, se recomienda intentar circular en la marcha más alta posible, realizando los cambios a pocas revoluciones. Al estar en bajada podremos avanzar por la propia inercia del vehículo, por lo que no tenemos por qué preocuparnos de que nos falte fuerza.

 

Ahorrando combustible «jugando» con las revoluciones

Dependiendo del tipo de combustible que utilice tu coche, es fundamental conocer a qué nivel de revoluciones debemos cambiar cada marcha. Por ejemplo, en coches diésel, lo habitual es cambiar entre 1.500 y 2.500 revoluciones por minuto. Controlando estos parámetros, nos acostumbraremos a circular siempre en la marcha más larga posible.

 

Evitar frenazos y acelerones

Llevar un ritmo constante a lo largo de todo nuestro trayecto es ideal para que nuestro gasto disminuya. Pese a que circulando en ciudad esto resulta muy complicado, debemos controlar lo máximo posible nuestra velocidad e intentar evitar a toda costa frenazos y acelerones, los cuales provocarán que el trabajo de nuestro vehículo sea mucho mayor y por consecuencia gaste más combustible.

 

Otros consejos para ahorrar combustible

Al realizar trayectos largos, podemos también prestar atención a ciertos detalles, que sumados a todos los anteriores conseguirán que reduzcamos lo máximo posible nuestro gasto en combustible.

  • Colocar el equipaje. Cuanto mayor peso se le añade al vehículo, mayor potencia necesitará, por lo que resultará en un mayor gasto. El peso debe repartirse de forma equitativa en el maletero, ya que no solo nos causará problemas con el combustible, también con el frenado y la estabilidad del coche.
  • Uso del aire acondicionado. El aire acondicionado hace trabajar a nuestro vehículo, por lo que hacer un uso innecesario y/o excesivo del mismo no trae buenas consecuencias. Es recomendable utilizarlo a una potencia no muy elevada, e intentar evitarlo en trayectos en ciudad.

 

Para concluir, debemos conocer nuestro vehículo e intentar tratarlo de la mejor manera posible, no solo para evitar gastos económicos en combustible, sino también para mejorar nuestra conducción y conseguir que nuestro coche dure lo máximo posible.

 

× Envíanos un whatsApp